Manuales Prácticos Completos

Lucha de poder y paradoja (7)

Dejaba ser a mis sentimientos, sin tratar de corregir las cosas o de ocultar la confusión de mi estado interno.
 
Aún experimentaba emociones contradictorias, quizás incluso más que antes, pero no me resultaban tan fastidiosas.

 Dejé de intentar ser “normal” y de paso deje de sentirme “loca”.

A medida que ha ido transcurriendo el tiempo y he ido enfocando el trabajo en las relaciones interpersonales, he empezado a comprender que muchas de las desavenencias que causan dolor a la gente en relaciones son semejantes a mi propia lucha.
 
Cuando se pretende encasillar todo, colocando el amor aquí y la indignación allá, el miedo en este compartimiento y la confianza en este otro, se quebranta de alguna manera el desorden natural de las cosas.
 
Cuando se espera que B siga a A por haber sido así en una ocasión anterior, cuando se espera que las intenciones le conduzcan a uno por el camino pretendido, se ignora el vínculo absoluto entre todo lo existente.

Creo que este vínculo, contradicción o comprensión, se esconde detrás de lo que la mayoría de la gente llamaría paradoja o ironía.
 
Ya conoce usted esa sensación: cuanto más se esfuerza por conseguir que esto suceda, menos probable es que lo logre.
 
O cuanto más a fondo estudia un tema, más misterioso se vuelve.

 O cuanto más quiere a alguien, más enojo le provoca esa persona.
 
Si este tipo de vivencia le produce dolor o confusión, quizá le convenga aprender más acerca de la perspectiva comprensiva.
 
Muchas de nuestras vivencias parecen carecer de sentido si nos las planteamos en los términos corrientes que hemos aprendido; nuestras vidas están llenas de paradojas, al menos eso es lo que parece.
 
Pero existe un punto de mira que comprende un ángulo de visión más amplio y extensivo.
 
¡Existe la posibilidad de relajarse y disfrutar de las ironías de la vida!
En las siguientes secciones vamos a ver cómo la dificultad para aceptar la perspectiva comprensiva nos lleva a una vida de lucha y a descubrir algunos modos nuevos de ampliarla para hacernos una idea de lo que se puede encontrar más allá de las luchas de poder.

 

Parte 2

LUCHA DE PODER Y PARADOJA
Me gustaría compartir con el lector algunas de las paradojas que he afrontado al relacionarme con diversas personas y de las que he aprendido que la vida hay que vivirla y no resolverla.

La paradoja de la rendición
No hace mucho tiempo empecé a darme cuenta de que cuanto más me empeñaba en alcanzar un tipo concreto de relación o en dar cierta impresión, más esquivos resultaban estos objetivos.
 
Para mi sorpresa, cuando me olvidaba de cómo quería que fueran las cosas, ¡lo que había estado persiguiendo se convertía en realidad!

Cuanto más me esforzaba porque mi marido quisiera hacer el amor conmigo, más repulsión parecía sentir él.

Pero cuando aceptaba y apreciaba las atenciones que él me dispensaba, en vez de concentrarme en lo que yo quería, como por arte de magia mi marido se volvía más tierno.

Cómo resolver las discrepancias en el trabajo
y en la vida cotidiana (8)

Recomendar este articulo a un amigo:
  • Tus Datos
  • Tus Amigos
 
Enviar
Quiero Suscribirme al Newsletter