Inteligencia Práctica: Seis Sombreros Para Pensar

Pensamiento de Sombrero Negro III

LA SUSTANCIA DEL PASADO Y DEL FUTURO

¿Cómo encaja esto con las pautas de mi experiencia pasada?

¿Esto es así?

¿Cuáles son los riesgos?

Hemos estudiado el pensamiento de sombrero negro en cuanto importa al método del pensamiento Ahora vamos a la sustancia.

¿Son correctos los hechos? ¿Son pertinentes?

Los proporciona el pensamiento de sombrero blanco pero los pone a prueba el pensamiento de sombrero negro.

 Puede que el número de desempleados sea menor que el de las cifras, porque es posible que muchas personas de una familia no se molesten en anotarse.

 Los 600 millones de pasajes aéreos que se venden por año no dan una idea exacta de cuánta gente viaja en realidad, porque algunas personas pueden realizar muchos viajes.

 Además, esta cifra incluye breves viajes internos.

 Se debería relacionar las cifras que muestran una menor cantidad de crímenes en los Estados Unidos con las cifras de la población de cada edad.

 Puede ser que la disminución de crímenes se deba a que gran cantidad de gente está saliendo del tramo de dieciocho a veintitrés años, aquel en que se comete la mayoría de los crímenes.

Uno de los usos más simples y más obvios del pensamiento de sombrero negro es poner a prueba las cifras y los informes.

 En tales casos, el propósito del sombrero negro es señalar los hechos erróneos (cuando sea éste el caso) o los que posiblemente sean inaplicables.

 Si se ha de tomar una decisión de la mayor importancia basada en los hechos, entonces la posibilidad — aun que sea leve— de que sean inaplicables debería llevar a mejorar los hechos o las cifras.

 La intención del pensador de sombrero negro no es crear todas las dudas posibles, como lo hace un abogado defensor en tribunales, sino señalar las fallas en forma objetiva.

Hay mucha experiencia que no se mide en hechos y cifras.

 El pensamiento de sombrero negro puede señalar dónde una propuesta o una afirmación no se ajusta a esa experiencia.

 La experiencia me indica que si a la gente se le da una bonificación monetaria, rápidamente empieza a considerarla una parte normal del salario.

Mi experiencia me indica que la gente responde muy bien si siente que se aprecia su esfuerzo extra y se de muestra esa apreciación con alguna recompensa tangible.

 Si la gente espera ser recompensada, hará muy poco a menos que se le ofrezca una recompensa.

Las dos primeras afirmaciones pueden corresponder a la experiencia de los que se reúnen para hablas de la motivación.

 La tercera no.

Es necesario aclarar que la experiencia es muy personal, y que por lo tanto diferentes personas pueden tener experiencias diferentes.

 En distintas culturas, los efectos de las recompensas pueden ser distintos.

También debería aclararse que distintas circunstancias conducen a efectos distintos.

 Es posible que si las recompensas son demasiado frecuentes, den como resultado la pereza.

 Por todas estas razones, hay experiencias que pueden parecer incompatibles o incluso contradictorias
En épocas de Inflación la gente tiende a ahorrar más.

 Esto no es verdad, la gente ahorra menos.

En la mayoría de los países, la gente, en efecto, tiende a ahorrar más.

 Pero no en los Estados Unidos.

 Esto puede ocurrir porque hay más información y la gente posee mayor sofisticación financiera, o porque los intereses sobre los préstamos son deducibles de impuestos y en épocas de inflación las tasas de interés pueden incluso ser negativas.

Hay ocasiones en que un pensador de sombrero negro puede Intentar desafiar algo en términos absolutos Esto vale para hechos científicos, hallazgos de una investigación, datos bien establecidos, etc.

Creo que eso es erróneo.

 La mayoría de los supermercados hace no más un dos a tres por ciento de la producción.

En otras ocasiones se justifica que el pensador de sombrero negro presente su experiencia personal.

 Ha descubierto que es mucho más motivador el trabajo en una organización pequeña.

 No estoy de acuerdo con usted cuando dice que las grandes organizaciones descentralizadas se parecen a las pequeñas.

 Tengo que ponerme el sombrero negro para decirles que lo que proponen simplemente no se ajusta a mis veinte años de experiencia en el negocio de la cosmética.

 No se puede poner la misma marca a un producto de primera calidad y a otro común y corriente.

Es también obligación del pensamiento de sombrero negro señalar los riesgos, peligros, déficit y problemas potenciales que podrían surgir en el futuro.

 Si abandonamos el uso inicial de las armas nucleares, los rusos podrían destruir Europa con armas convencionales.

 Debo señalar que en este trámite de divorcio su esposo pudo sostener que usted no era la persona adecuada para cuidar a los niños.

 Si la libra esterlina sigue cayendo en relación al dólar, posiblemente se tengan que subir las tasas de interés, lo que originaría una caída en la bolsa de valores.

El único modo como podemos mirar el futuro es desde el punto de vista del pasado.

 Esto puede significar una simple extrapolación.

Hay una tendencia firmemente establecida en favor de los bocadillos y las comidas rápidas.

 La gente está reduciendo las grandes comidas formales y adoptando el “pastoreo”, lo que significa que come, en la práctica sin dejar de trabajar.

Muchas organizaciones han quebrado por tratar de vender helados a los franceses.

 No veo por qué esta nueva tentativa debería tener éxito.

También se puede interpretar el futuro como una conjunción de diferentes tendencias y modelos.

A medida que se acorta la semana de trabajo, habrá más tiempo libre.

 Pero la alta tasa de desempleo significa que mucha gente con tiempo libre no puede gastar mucho dinero en éste.

 Por lo tanto necesitamos formas para de pasar lo ratos de ocio.

 El sombrero negro me dice que las computadoras Apple quedar fuera de mercado a menos que sean compatibles con las IBM.

 Los compradores van a querer acceder a todo el software de IBM.

Siempre podemos tener certidumbre sobre el pasado —aunque no podamos estar siempre seguros de que una lección particular del pasado se aplique a una de terminada situación de hoy.

 Con respecto al futuro tenemos que ser especulativos.

 Se puede describir el pensamiento de sombrero amarillo como especulativo-positivo, porque es optimista y mira todas las cosas buenas que pueden surgir de una decisión o acción propuesta.

 Una de las funciones del pensamiento de sombrero negro consiste en ofrecer el equilibrio especulativo-negativo.

 “Esas cosas podrían salir mal”.

Respecto a la propuesta de ingresar al campo de las computadoras personales debo ponerme el sombrero negro para darle mi opinión.

 ¿Podemos hacerlo? ¿Podemos ponerla en venta al precio correcto? ¿Qué ventajas tendrá sobre las competidoras? ¿Por qué la compraría alguien?

Aquí llegamos a lo que puede llamarse “pregunta negativa”.

 El pensador de sombrero negro virtualmente dice: “Tengo este punto de vista negativo.

 De usted depende que me convenza de que estoy equivocado”.

 

 ¿Por qué cree que este consultor va a ser mejor que el anterior?

¿Qué sucede si los japoneses entran en el mercado de la aviación civil?

 ¿En qué posición quedamos si una de las mayores compañías farmacéuticas comienza a fabricar lentes intraoculares?

La mayoría de las preguntas negativas se puede presentar igualmente bien en esta forma: “Me parece peligroso que”…

 Me parece peligroso que la competencia alcance nuestros precios más bajos.

Me parece peligroso que los subsidios gubernamentales terminen en forma abrupta.

 Me parece peligrosa la sobreproducción de leche.

 Me parece peligroso que el aumento de salarios haga subir los costos de producción y nos deje fuera de mercado.

 Me parece peligroso que el pensamiento de los seis sombreros pueda convertirse en un juego, y tanto que no pensemos formalmente nada sobre el asunto principal.

 

Tal como el de abogado del diablo es un rol tradicional del pensamiento también lo es el de Casandra, la profetisa del mal agüero.

Este rol encaja perfectamente con el aspecto especulativo-negativo del pensamiento de sombrero negro.

¿Cómo se contrarrestan las negativas que arroja el pensamiento de sombrero negro?

Lo primero que debemos recordar es que estamos trazando un mapa, no discutiendo.

La primera forma consiste en anotar la negativa y reconocerla.

Sí, en efecto, ése es un nuevo peligro, y si ocurre es taremos en un problema ciertamente necesitamos tenerlo en cuenta.

La segunda forma es reconocer la negativa pero ofrecer un punto de vista paralelo que difícilmente sea el caso.

 Existe una posibilidad pero creo que es sólo una posibilidad remota.

 Hemos probado este producto durante cuatro años y cualquier falla debería haber salido a la luz.

La tercera forma es reconocer el peligro y presentar una respuesta.

 Si los competidores igualan sus precios con los nuestros, entonces lanzaremos un producto especial de bajo precio, que fue diseñado para ser vendido a un precio muy bajo.

 Si intentan igualarlo, no les quedará ningún margen de ganancia.

La cuarta forma es negar la validez del peligro; en realidad, es aplicar pensamiento de sombrero negro al pensar de sombrero negro de la otra persona.

 No entiendo cómo puede ocurrir esto, ya que el costo de ingreso a este mercado sería demasiado alto para cualquier recién llegado.

 Los jugadores más importantes ya están en plaza y los conocemos.

La quinta forma consiste en ofrecer un punto de vista alternativo y situarlo en paralelo al del pensamiento de sombrero negro.

A medida que el precio del petróleo resulte menor en relación a otros costos, la gente puede empezar a comprar de nuevo automóviles más grandes, pero como ya está acostumbrada a la conveniencia de los más pequeños creo que siempre habrá mercado para ellos.


Pensamiento de Sombrero Negro IV

Recomendar este articulo a un amigo:
  • Tus Datos
  • Tus Amigos
 
Enviar
Quiero Suscribirme al Newsletter