La Ruta Gallup

Cómo Desarrollar las Fortalezas

¿Siempre es así de bueno(a)?
"¿Qué podemos aprender de Colín Powell acerca de las fortalezas?"

Hace poco, el general Colin Powell habló ante mil líderes de la Organización Gallup.

Su fama era tan impresionante que rayaba en lo ridículo.

Sabíamos que era el ex asesor de seguridad nacional, presidente del Estado Mayor Conjunto, comandante en jefe de las fuerzas de la OTAN durante la Guerra del Golfo Pérsico y, de acuerdo con las encuestas globales de los últimos diez años, uno de los diez líderes más respetados del mundo.

Sobra decir que teníamos grandes expectativas.

Cuando salió al escenario después de una bien merecida y brillante presentación, más de unos cuantos nos preguntábamos si su actuación estaría a la altura de su curriculum vitae.

Al terminar el discurso, nuestra pregunta era otra: "¿Siempre es así de bueno?"

En apenas una hora, el General Powell nos había revelado sus dotes de gran orador.

Nos llevó hacia la política íntima de la Oficina Oval del Presidente Ronald Reagan.

Nos ubicó del otro lado de una mesa en el Kremlin el día en que Mikhail Gorbachev anunció la perestroika y le dijo: "General, tendrá que buscarse otro enemigo".

Nos tuvo esperando al lado del teléfono la llamada del general H. Norman Schwarzkopf para informar sobre los primeros ataques aéreos de la Tormenta del Desierto.

Habló informalmente, sin la demagogia del político, sin prédica rimbombante, sin estructura, sin notas.

Sólo tenía algunas anécdotas para contar y, mientras hablaba, las historias se enlazaban casi accidentalmente para convertirse en una narrativa sobre el liderazgo y el carácter.

Fue un mensaje sencillo, expresado a la perfección.

Una fortaleza como ésta es sobrecogedora.

Cómo Desarrollar las Fortalezas II


Recomendar este articulo a un amigo:
  • Tus Datos
  • Tus Amigos
Enviar
Quiero Suscribirme al Newsletter